Tu verdad sin mí





Heme aquí despierta, insomne por culpa de dos tazadas de café.

Llegan imágenes de aquellos días de verano en donde estabas bronceándote el cuerpo, y en un diminuto bikini yo también me doraba, jugueteabas con mi pelo desbaratando las ondinas formadas por la fuerte brisa que lo enmarañaban, mientras esos rayos de sol mañanero nos cubrían. Me mirabas; yo te miraba: no pronunciábamos palabras porque no hacía falta.

Veía el amor en tus ojos, y sin dar más preámbulo, sacaste un papel como especie de papiro, no sé de dónde rayos. Lo metiste a propósito en una botella que taponaste con un corcho. Luego lo arrojaste al mar para que yo deseosa de saber el contenido fuera a buscarle. Pude alcanzarlo en medio de dificultades y pese a que una fuerte ola me hiciera zambullir. Casi me cuesta la vida aquella gracia. Al llegar a la orilla, ensimismada por las ansias, destapé el contenido, abrí el papel. De repente no estabas, desapareciste.
Desde ese día se acabó la alegría de soñar, el corazón se rompió en mil pedazos y dicen que:

"Camina un cuerpo femenino sin alma en días de verano por la playa".

Comments

  1. Éste es uno de tus relatos que me encanta. Es muy emocional y abierto a distintas interpretaciones, y cada uno puede reflejarse en él en ambos papeles y de distintas formas.
    Te dejo un abrazo, querida amiga.

    ReplyDelete
  2. Precioso relato. En estas circunstancias se debe adjuntar foto, del alma ya nos ocuparemos
    Un beso grande princesa.

    ReplyDelete
  3. Yadira, muchas gracias por tu comentario, de verdad que eres muy especial. Siempre tan pendiente de mis relatos jejeje. Se me sube el ego.

    Un beso y un abrazo querida.

    ReplyDelete
  4. Tiguaz, tu eres otro amigo incondicional que no abandona mis escritos, siempre allí tan constante como un reloj marcando el tiempo.
    Un beso que te quiero mucho.

    ReplyDelete
  5. Esta historia que nos regalas es un poco triste. Así de pronto desaparece el ser querido y la deja en el aire.
    Queda la duda sobre lo que decía el papel de la botella, quizás de esa forma se estaba despidiendo porque no tenia el valor de decirlo de frente.

    Un gusto volverte a leer

    Sergesiyiptis de amoris.

    ReplyDelete
  6. Mi querido sergesiyiptis, tu le has dado el final que quieres. Así es este oficio, las letras dejan de ser de uno cuando el lector se adueña de la intención.

    Un beso mi gatito, te quiero mucho.

    ReplyDelete
  7. Perder un ser amado es duro, pero en esas circunstancias es peor. Me gusto el aire que le diste, ademas lo resumiste y dejaste abierta una continuación.
    Un abrazo.

    ReplyDelete
  8. Luis, Es un honor para mi, tenerte entre mis letras. Creo que de amores furtivos y engañosos, también está el mundo lleno. Perder un ser amado es ganar tiempo para conocer a alguien mejor, jejeje. Un beso





    ReplyDelete

Post a Comment

espero les guste.

Popular posts from this blog

Nuevas alas